Qué llevar en el coche en invierno

Llega el invierno y, con él, dos elementos antagónicos: nuestras ganas de viajar aprovechando los días festivos de la temporada navideña y las temidas bajas temperaturas. Muchos usuarios se resignan a quedarse en casa cuando el clima no acompaña o, como mucho, a desplazarse a destinos cercanos por miedo al frío en la carretera. Pero ¿sabías que, con algo de precaución y previsión, el frío y los viajes por carretera pueden ser perfectamente compatibles? ¡Solo debemos saber qué se necesita en el coche durante el invierno!

Con este artículo, nos hemos propuesto echar un cable a todos aquellos conductores que, por temor a verse sorprendidos por el mal tiempo, deciden no viajar en invierno. Así que, si no quieres que el frío chafe un año más tus vacaciones de Navidad, acompáñanos a los largo de los próximos párrafos, y te contaremos qué hay que tener en el coche en invierno para no pasar apuros.

10 cosas que no deben faltar en el maletero este invierno

Que nos sorprenda una fuerte ventisca de frío y nieve en plena carretera es algo que puede sucernos a cualquiera de nosotros. Sin duda, se trata de una situación que nadie desea, no solo porque puede chafarnos nuestros planes de viajar, sino porque incluso puede entrañar cierto peligro para nuestra seguridad y la de nuestros acompañantes. Sin embargo, si estamos preparados para hacer frente a ese tipo de complicaciones, podremos salir airosos sin ningún percance. ¡Solo necesitamos algunas cosas en nuestro maletero! A continuación, repasamos las cosas imprescindibles en el coche en invierno:

  1. CADENAS
    Esta ya te la sabías, ¿eh? Y es que las cadenas de nieve, sean del tipo y la marca que sean, son elementos que no deben faltar nunca en nuestro coche si pensamos desplazarnos en invierno. Las cadenas nos ayudarán a ganar tracción y agarre en las ruedas sobre superficies heladas o nevadas. Contar con cadenas puede significar la diferencia entre quedarnos tirados en mitad de la carretera o poder proseguir nuestro camino hacia el destino de nuestras vacaciones. Una cosa más: si nunca antes las has utilizado, te recomendamos que practiques a ponerlas y quitarlas un par de veces para que te familiarices con el proceso.
  2. MANTA
    Si nuestro coche se avería en mitad de la travesía o si no podemos avanzar por culpa de la nieve, no está de más contar con alguna que otra manta para mantenernos calientes. No debemos pensar en recurrir a la calefacción del coche, ya que, en caso de estar parados por avería del motor, esta no funcionará. Una manta ocupa poco espacio, y puede sacarnos del apuro, especialmente, si viajamos con niños.
  3. RASQUETA PARA EL HIELO
    Este pequeño y económico utensilio puede sernos de gran ayuda en la carretera. Como sabemos, se trata de una especie de espátula (genralmente, fabricada en plástico) que sirve para quitar el hielo de los cristales y de los faros, con el objetivo de mejorar nuestra visibilidad. Y es que, si no somos capaces de retirar el hielo del parabrisas, no podremos seguir conduciendo de forma segura.
  4. GUANTES
    No hay nada más complicado y más desagradable que trabajar con las manos frías, ¿verdad? Pues imagina salir del coche, en plena tormenta de nieve, a desplegar el triángulo de avería o a colocar las cadenas con las manos desnudas… Llevar un par de guantes (en la guantera, que para eso está) será una alivio en ese tipo de situaciones, pues podremos trabajar con mayor precisión al tener las manos calentitas, y además evitaremos cortes y otras lesiones que suelen producirse cuando tenemos la piel fría.
  5. LINTERNA
    En invierno, las horas de luz son muy escasas. Y no hablemos si, además, el tiempo está revuelto y las nubes lo cubren todo. Por eso, contar con al menos una linterna (y sus correspondientes pilas, claro está) puede ser una gran idea. Mucha gente opta por linternas de mano, pero tampoco está de más tener una linterna frontal, de esas que se colocan en la frente, para que, en caso de tener que inspeccionar el motor o colocar las cadenas en condiciones de baja visibilidad, podamos hacerlo y tener las manos libres.
  6. PALA PEQUEÑA
    La nieve no solo nos resta agarre y nos quita visibilidad… También puede ser un fastidio a la hora de cambiar una rueda, ya que no conseguiremos asentar correctamente el gato del coche. Disponer de una pequeña y ligera pala de zapador nos permitirá retirar la nieve que nos moleste, para colocar el gato, para poner las cadenas, o incluso para salir de alguna cuneta si el coche ha quedado varado.
  7. ESLINGA
    Si la mala suerte se ceba con nosotros, nuestro coche puede quedarse atascado en la nieve acumulada en el suelo. En ese caso, no será de gran ayuda contar con una eslinga o cincha de amarre para que otro coche nos remolque hasta salir del atolladero. Pero hemos de recordar que únicamente pueden remolcarnos lo justo para recuperar el control del vehículo, ya que está prohibido circular por la carretera siendo remolcados de este modo.
  8. MÓVIL Y CARGADOR
    Sí, ya sabemos que no te separas del móvil ni un solo segundo al día. Pero cuando viajas por carretera en invierno, tenerlo siempre listo para reportar cualquier emergencia es fundamental. Por eso, además de llevar el móvil encima, te recomendamos que lo cargues por completo antes de salir a la carretera y que te lleves un cargador con adaptador para el encendedor del coche.
  9. ALFOMBRILLA DE PLÁSTICO
    En realidad, no es algo imprescindible, pero sí que puede sernos de gran ayuda. Se trata de una simple comodidad para que, si tenemos que colocar las cadenas o realizar alguna operación similar, no tengamos que poner la rodilla o las manos en la fría nieve. Desplegar esta alfombrilla nos permitirá trabajar más cómodos y secos.
  10. COMIDA Y BEBIDA
    En ocasiones, las carreteras quedan cortadas por el mal tiempo o por algún accidente. Si la cosa se demora durante horas, agradeceremos haber llevado algunas provisiones. Sándwiches, chocolatines, barritas energéticas, agua embotellada o algún refresco azucarado son solo algunos ejemplos de las viandas que podemos llevar en el coche en nuestros viajes.

¿Qué te han parecido? Muchas de ellas seguro que ya las llevas siempre en el coche, pero también habrá alguna que te haya sorprendido y que consideres una buena idea, ¿no es así? Ten todas estas propuestas en cuenta antes de tu próxima salida a la carretera durante este invierno. Con estas 10 cosas y con una conducción prudente, no habrá nada que te impida llegar a tu destino. ¡Buen viaje!

Deja una respuesta