Cadenas de nieve usadas… ¿Son buena idea?

A nadie le gusta gastar dinero, por lo que, en ocasiones, buscamos alternativas económicas a las próximas compras que tenemos que hacer. Eso se traduce en que, muchas veces, nos pasamos al mercado de segunda mano, en busca de productos más baratos. Sin embargo, no siempre es recomendable hacer eso… En esta ocasión, hablaremos de las cadenas de nieve usadas, y aclararemos se es aconsejable su compra o no.

A lo largo de los próximos párrafos, descubriremos qué resultados dan las cadenas de nieve de segunda mano a la hora de hacer frente a una carretera helada o con nieve. ¿Ofrecen las mismas prestaciones que los modelos nuevos? ¿Existen mermas en sus características por el mero hecho de has sido utilizadas con anterioridad? ¡Acompáñanos a descubrirlo!

Comprar cadenas de segunda mano

A todos nos ha pasado… Hemos tenido un pequeño incidente con el coche y, en lugar de llevarlo al taller oficial, hemos acudido a un desguace para comprar la pieza que nos hacía falta, y la hemos puesto nosotros mismos. El resultado: nos hemos ahorrado una buena cantidad de euros al recurrir a una pieza de segunda mano. Sin embargo, aunque esta práctica pueda ser muy interesante para determinadas piezas, no lo es en absoluto para aquellos componentes que intervienen en la seguridad del vehículo y la de sus ocupantes. ¿Y por qué no es bueno usar cadenas de nieve de segunda mano? Sencillamente, porque, al ser usadas, no sabemos a ciencia cierta si se encuentran en buen estado o no.

Utilizar unas cadenas de nieve que no están en perfectas condiciones no es nada recomendable, ya que no ofrecerán el agarre esperado y ello podría significar tener un accidente con el coche.

Ojo: no debemos confundir las usadas con las cadenas de nieve reacondicionadas. Algunos establecimientos, como Amazon, cuentan con un departamento de productos reacondicionados que se comercializan a un precio inferior que el original. Hay que señalar que estos productos no han sido utilizados, sino que se trata de artículos que, por presentar algún tipo de desperfecto en su embalaje, no se pueden comercializar como productos nuevos. Aquí también se incluyen productos que se han vendido y que el comprador, al recibirlos, los ha devuelto a la tienda al darse cuenta que no eran los que necesitaba, pero siguen estando nuevos. Por eso, podríamos confiar en un establecimiento del prestigio de Amazon, ya que nos ofrece garantías de que sus productos reacondicionados funcionan al 100%. ¿Cadenas de nieve usadas en Amazon? Sí. ¿Cadenas de nieve de segunda mano que ya han sido utilizadas? No.

¿Por qué no conviene poner cadenas de nieve usadas?

Las cadenas de nieve usadas son baratas, en eso estamos de acuerdo. Sin embargo, ahí se acaban todos sus atractivos y empiezan los puntos negativos: menos agarre, menos control del coche, menos vida útil, menos seguridad… Como ves, todos estos problemas no se compensan con el ahorro de unos pocos euros.

Las cadenas de nieve metálicas pueden ser muy resistentes y duraderas, pero solo el usuario que las ha utilizado desde el principio sabe en qué condiciones están y cuándo es aconsejable su sustitución. Si nosotros nos hacemos con un modelo de segunda mano, no sabemos cuánto se han usado ni en qué condiciones, por lo que desconocemos si siguen funcionando igual de bien o si están para tirarlas a la basura. En el caso de las cadenas de nieve de plástico, el problema es mucho mayor, ya que este material es menos duradero y robusto que el metal. Pero será incluso peor adquirir cadenas de nieve textiles de segunda mano, pues son las que ofrecen una vida útil más efímera.

Resumiendo: no es aconsejable utilizar cadenas de nieve usadas por cuestiones de seguridad. Se trata de productos que van perdiendo prestaciones con el uso, por lo que adquirirlos ya usados es un sinsentido. Más que ahorrarnos dinero (y tampoco tanto, no creas), estaremos poniendo en riesgo nuestra seguridad y la del resto de ocupantes del vehículo.

Alternativas a las cadenas de nieve usadas

Ya hemos dicho que el único aliciente de las cadenas usadas sería un ínfimo ahorro de dinero, por lo que creemos que una alternativa a las cadenas de nieve de segunda mano mucho más interesante y recomendable sería apostar por modelos del segmento de cadenas de nieve baratas, que, aunque no sean tan buenas como los modelos más caros, siempre nos ofrecerán más prestaciones y un mayor grado de seguridad que cualquier cadena ya usada. Si buscas la solución más económica de todas y eres algo manitas, quizás te pueda interesar nuestro artículo sobre cómo hacer cadenas de nieve caseras. Aunque nosotros siempre preferiremos recurrir a modelos comerciales, aunque sean de la gama económica…

Deja una respuesta